La carrera en el triatlon



Vuelo, tecnica de carrera



Como su nombre indica es el momento en que gracias a la acción de los potentes músculos del cuerpo no solo de las pierna, el corredor esta en el aire, sin ningún apoyo y con movimiento hacia arriba y adelante y luego hacia abajo y hacia delante.

Es la diferencia entre el caminar, el trotar o la marcha, en estos casos el corredor o triatleta siempre tiene un pie en contacto con el suelo.

Triatletas menos entrenados o principiantes en muchas ocasiones realizan una especie de trote en vez de una carrera propiamente dicha. Esto tiene un consumo energético muy inferior pero la diferencia de velocidad entre el trote y la carrera es muy grande, para que alguien que quiera mejorar su resultados, ya sean aficionados o de competición pretenda realizar la fase de carrera con trote.

Siguiendo con el tema del centro de gravedad, sabiendo que es un poco complejo de entender, pero aunque como dijimos en anteriores capítulos, correr es natural y técnica fácil, la explicación de los procesos no lo es tanto. Y en esta explicación biomecánica de la carrera el desplazamiento del centro de gravedad durante las distintas fases marca la diferencia entre una técnica más o menos eficaz.

Un triatleta tiene que buscar la eficiencia, una buena relación entre la velocidad y la energía, muchos más que un maratoniano, no solo porque además de entrenar en la carrera tienen que entrenar en el agua y en la bici, si no porque la carga que ocasiona la bicicleta en los músculos y la diferencia de movimientos acarrea que el gasto energético y la economía de lo que queda para termina la prueba es fundamental.

Empezar con un vuelo alto y largo para terminar trotando no es para nada positivo. Por esto un triatleta a la hora de realizar el vuelo tiene que intentar que su centro de gravedad no se eleve demasiado, que no haga la parábola que hace un correro de medio fondo en atletismo. Tiene que buscar un movimiento más vertical y paralelo al suelo pero sin llegar a perder demasiada velocidad.

No podemos olvidar que durante la fase de vuelo el corredor no tiene impulso por lo que la pérdida de velocidad es muy grande, un vuelo demasiado largo provocado por impulso hacia arriba demasiado fuerte en la fase anterior nos hará llegar nuevamente al suelo con baja velocidad y con un apoyo fuerte al suelo, solo positivo para velocistas.

Durante esta fase la cadera consigue su máxima flexión para que luego la pierna se estire buscando un nuevo contacto con el suelo, como vimos en el capítulo de apoyo esta no se estira totalmente nunca.






javier solas Triatlon natacion

Piscinas




Pagina creada por Norberto Perezplata licenciado en ciencias del deporte con el apoyo de Javier Solas entrenador superior . Nos reservamos todos los derechos de propiedad intelectual. No permitiendo copia parcial o total de los contenidos expuestos en este dominio.